Música electrónica creada a mano

Si en posts anteriores referíamos la tecnología a través de ciertas reflexiones y críticas desde el medio artístico, hoy queremos acercar tecnología y música a sabiendas de que ambas tienen ya a sus espaldas una larga historia juntas. Si bien los instrumentos electrónicos permitieron crear y controlar el sonido electrónicamente, los sintetizadores y los ordenadores han logrado expandir y multiplicar exponencialmente las variaciones, combinaciones y reproductibilidad que pueden aplicarse sobre las ondas del sonido. Podríamos decir que la tecnología ha permitido ampliar el rango de experimentación de sonidos en la música.

Ahora bien, a veces los propios ordenadores y sintetizadores se han convertido en una especie de “caja negra” donde las cosas se transforman, en este caso las ondas, sin saber muy bien qué diablos sucede dentro de esa “caja negra”

Una madre del CEIP Playa de Quenxe estuvo recientemente en la maker fare de Santiago de Compostela  y nos ha contado varias cosas que le gustaron y le inspiraron en su visita. (Aprovechamos para animar a que todxs aquellxs que os encontréis materiales que os inspiren, como en este caso María, nos los hagáis llegar para poder hacerlos compartibles). Una de ellas ha sido el proyecto del Santiagués Mateo Mena (Santiago 1983) llamado “Hypercubes”, un instrumento musical electrónico que permite mezclar, combinar y modelar sonidos electroacústicos sin necesidad de tener un ordenador o sintetizador que los procesa . El propio Mateo Mena dice que entre sus objetivos está el de ayudar a la gente a poder crear combinaciones sonoro musicales sin necesidad de pagar altos precios en aparatos tecnológicos. Lo bonito de querer salvar estos obstáculos es que en el camino aprendemos de electrónica y tecnología y entrenamos nuestro sentido musical. Digamos que estamos más cerca de poder entender lo que sucede dentro de esa “caja negra”. En alguno de los otros proyectos que Mateo tiene, nos muestra la cantidad de recursos muchos de ellos materiales reciclados y todos a nuestro alcance con los que podemos producir música electrónica.

En concreto, los hypercubes son un ejemplo de que cacharrear creativamente esconde mucho potencial para generar otras relaciones con lo tecnológico más allá de lo poco que nos cuentan o a lo que nos dan acceso los mercados de aparatos tecnológicos, casi siempre, a altos precios.

Mateo Mena tiene varios talleres de música electrónica creada a mano pensados especialmente para alumnos de la ESO y Bachillerato, un recurso ejemplar para unir educación sobre música y tecnología con una gran capacidad de acción y crítica. Dejamos aquí un par de enlaces donde poder consultarlos:

Este es un taller relámpago, un cursillo breve y directo en el que presentamos recursos científicos a alumnxs de ESO, para inspirarles a plantearse alternativas de creación artística sostenibles, con la filosofía DIY (do it yourself) como bandera. Construiremos circuitos sonoros con nuestras propias manos utilizando materiales simples o reciclados, incidiendo en la importancia de entender y ser capaces de crear nuestra propia tecnología como medio para lograr ser (un poco) más libres”.

http://thehypercubes.com/latest-news/taller-2/

Sonidos electrónicos con materiales reciclados

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/santiago/2015/06/12/musica-necesitan-equipos-caros/0003_201506S12C29921.htm

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s